miércoles, 22 de diciembre de 2010

martes, 21 de diciembre de 2010

La Cueva de la Vieja (o cien años no son nada)


En la localidad de Alpera, provincia de Albacete, existe un monumento artístico de máximo nivel, que este año que termina celebró el primer centenario de su descubrimiento, exactamente el 15 de diciembre de 1910.

Se trata de un abrigo que presenta algunas de las más importantes representaciones del llamado arte levantino. Este arte fue realizado en época epipaleolítica (aún con una economía depredadora), es decir en la transición del paleolítico al neolítico, como una evolución (algunos dicen que como decadencia) del arte paleolítico en sus últimas etapas magdalenienses.

La Cueva de la Vieja, ofrece una gran cantidad de pinturas monócromas (en rojo) que representan tanto fauna (zoomorfos) como personas (antropomorfos), configurando escenas donde se relacionan animales con cazadores, armas, etc.

Otra de las manifestaciones que presenta este ítem cultural, está en relación con el llamado arte esquemático, que con una cronología más reciente se sitúa en los primeros momentos del neolítico, esto es, dentro ya de una economía productora agrícola y ganadera. Se trata de figuras de tipo abstracto y simbólico.

Todo ello cataloga esta cueva, en realidad abrigo, como un santuario dedicado a rituales simbólicos, tal vez religiosos, dentro del mundo de las creencias y la espiritualidad de estos primeros pobladores de nuestras tierras.

Sin duda un tesoro a conocer, pero también digno de divulgarse y conservarse adecuadamente, más aun teniendo en cuenta que esta cueva fue declarada en 1924 como Monumento Histórico-Artístico Nacional, y que todo el arte levantino, fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1998.

martes, 2 de noviembre de 2010

Primer centenario (o La lucha continua...)

El 1 de noviembre de 1910 se fundó la Confederación Nacional de Trabajadores, la CNT. El anarcosindicalismo surgía de la unión de la lucha por los trabajadores y de la acción directa del anarquismo, y por lo tanto en su enseña se unían el rojo de la lucha obrera y el negro del anarquismo.

Este centenario tiene un sentido de perpetuidad, pues mas allá de una acción política, su objetivo iba encaminado a la acción directa de la lucha de los trabajadores, sin la búsqueda de réditos políticos propia de otros organizaciones obreras y sindicales. Por lo tanto, la lucha por los trabajadores que se ejerce desde las posiciones del anarcosindicalismo está exenta de veleidades políticas, de coyunturas de gobernabilidad, de partidos que maticen esta acción obrera y social.

La CNT, surge de la voluntad de los trabajadores, obreros de cualquier sector, que buscan con la acción directa y, más allá de veleidades políticas y de partido, la defensa y consecución de sus objetivos, y por lo tanto, efectiva y beligerante en todos sus principios y actuaciones.

domingo, 31 de octubre de 2010

Un hombre bueno (o ¿Se murió de pena...?)


Se murió un personaje callado, un personaje grande, una persona cuya grandeza no residía en su oratoria, ni en su capacidad mediática. Una grandeza que no tenía que ver con devaneos deportivos, sociales ni políticos vanos. Ha fallecido Don Marcelino Camacho Abad, un hombre entregado a una causa, a unos principios éticos y morales, a la defensa de los derechos de los trabajadores, de las mejoras sociales para la población, defensor de los ideales de libertad, igualdad, solidaridad…


Murió de viejo, murió con 92 años, después de pasar cárcel y exilio por la defensa de sus ideales. Todo hombre honesto merece un homenaje, y Marcelino Camacho fue, antes que nada, un hombre bueno, un hombre honesto, fiel a su ideal y luchador incansable por su materialización.

Pero no se me escapa la paradoja; uno de los grandes sindicalistas que ha tenido nuestro país, uno de los más grandes y más beligerantes luchadores por los derechos de los trabajadores, ha fallecido poco después de que se aprobase la Reforma Laboral del Sr. Zapatero, tal vez, la puñalada más grande que han podido recibir los trabajadores desde la democracia. Es como si la propia Reforma Laboral hubiese hecho mella en su corazón de guerrillero, de sindicalista. Tal vez, se murió de pena, o de asco, al comprobar como lo que tanto costó, que pronto se diluye. Y no ya por la acción del gobierno (que también), sino por la pasividad de los propios trabajadores, que hemos dejado, dóciles y domesticados, que nos usurpen lo que con tanto sacrificio consiguieron hombres como Marcelino y otros muchos, que dieron por la consecución y la defensa de esos derechos lo más preciado que poseían…su libertad.

Descanse en Paz un hombre bueno.

viernes, 28 de mayo de 2010

La pérdida de la inocencia (o Tenemos lo que nos merecemos)

Cuentan que George Bush hijo, dijo, aunque puede que sólo sea una leyenda urbana, que para terminar con los incendios forestales lo mejor era talar todos los bosques. Yo no sé si creérmelo, pero quienes seguro que si lo creen son los miembros y “miembras” del parlamento de Canarias y de su Gobierno.


Porque el acto vandálico que se ha perpetrado contra el medio natural canario es algo que, no porque se viese venir resulta menos sangrante. El matrimonio de conveniencia entre CC (Coalición Canaria, aunque algunos dicen que esas siglas significan Con Cualquiera) y el PP, debe ser un matrimonio en régimen de gananciales, por que se han repartido por igual el premio de la ignominia, la barbarie y la vileza, y más cuando se ha hecho con pleno conocimiento de sus consecuencias.


La reciente aprobación del “Nuevo Catálogo de especies protegidas de Canarias” deja fuera de sí, o rebaja su amparo, a muchas especies que figuraban con anterioridad en él, y que presentaban diferentes grados de urgencia y necesidad de protección.

Y todo ello para poder realizar unas obras, como la del puerto de Granadilla, que no tiene justificación contrastada ni en lo económico, ni en lo social y mucho menos en lo cultural y medio ambiental, sólo tiene interés político para ellos y, por supuesto, económico para los empresarios que acogen en su seno.

Tristemente, esta noticia es demoledora, porque no es recuperable lo que se pierde por la vía de la extinción de especies y la degradación ambiental, y por que la pérdida de biodiversidad, la pérdida de la variedad de especies animales y vegetales es algo de consecuencias impredecibles a medio y largo plazo.
Pero sin duda, en estas islitas, hoy por hoy, tenemos lo que nos merecemos.

martes, 20 de abril de 2010

La otra memoria (o Tal vez aún estemos a tiempo...)

He leído en el periódico Público de hoy, 20 de abril, una carta de un lector que me ha hecho reflexionar, y de la que no puedo sino estar totalmente de acuerdo. La carta, que reproduzco íntegra, nos habla de otras víctimas del franquismo, víctimas que todavía hoy están sufriendo, de alguna manera, aquellos desatinos.

La carta en cuestión, firmada por Luis Fernando Crespo Zorita, lleva por título Otra forma de no olvidar y de honrar la memoria, y dice así:

“La sociedad civil puede y debe organizarse para defender su memoria más reciente y contra la impunidad de los victimarios que todavía permanecen protegidos por una maraña normativa en la que se mezclan intereses partidarios espurios y no poca dejadez institucional.Pero los que mas sufrieron la guerra y la posguerra civil fueron los niños, huérfanos entonces y octogenarios ahora, supervivientes natos de un cúmulo inusitado de miserias, a los que estamos ninguneando, especialmente en la Comunidad de Madrid, al negarles las ayudas a la dependencia en aras de urgencias económicas como la reducción del déficit público.Dignificar la memoria de los caídos implica necesariamente dignificar los últimos años de la vida de quienes más sufrieron por su ausencia. Es otra forma de no olvidar.”

Estoy de acuerdo con lo que en ella se dice, y creo que lo cortés no quita lo valiente, y que por tanto, no sólo deberíamos tratar de rehabilitar a los muertos y conocer y castigar a los responsables sino también tratar de satisfacer a los que aún sufren por aquellos desmanes. En nuestras manos está.

viernes, 2 de abril de 2010

14 de Abril (o Todos los días no son iguales)

Todos los años, el 14 de abril se conmemora la II República Española, pues este día de 1931 fue proclamada en todo el territorio español. Es en este día principalmente cuando los republicanos afrontamos el deseo histórico y actual de proclamarla una y otra vez, en la esperanza de que la idea de una España republicana, donde la monarquía lastrante y onerosa desaparezca y sea, sólo entonces, una verdadera democracia el camino que nos lleve hacia delante.

Puede que sea práctica habitual, pero yo no me había enterado otros años, pero este próximo 14 de abril, a través de alguna red social, se ha convocado un evento consistente en colocar en nuestros balcones la bandera tricolor, como resumen de toda una ideología y un sentimiento. La bandera que defendieron legalmente muchos de nuestros abuelos.


¡¡Que este 14 de abril sea un día festivo para todos nosotros, pero que sea a la vez un día de reflexión sobre la necesidad de rehabilitar y potenciar la idea de una España republicana, y que esa República sea federal, laica y de izquierdas!!

lunes, 22 de marzo de 2010

Epílogo a Nueva York (o New York's Characters / Personajes de Nueva York)

Como ocurre en casi todas las ciudades del mundo, más allá de las infraestructuras, de los lugares institucionales, de los monumentos, de los edificios emblemáticos, de las plazas... sus ciudadanos son el principal activo de toda ciudad. Y la gente de Nueva York no es un caso aparte. Estos viven, sueñan, trabajan, se relacionan... todo ello en una mezcla ingente de razas, culturas, lenguas, religiones... que dan todo el sabor variopinto y mestizo que hace de esta ciudad algo extraordinario.



La ciudad que no duerme, permanece atenta a los latidos vitales de la isla de Manhattan, centro neurálgico de la ciudad, corazón del imperio. Y sus gentes, conscientes de ese devenir, viven intensamente cada latido, cada instante de esa Gran Manzana.

lunes, 15 de marzo de 2010

Una semana en Nueva York ( y VII) (o Happy New Year, Mr. President)


Nueva York es una ciudad viva, y parte de esa vitalidad reside en sus gentes, en sus barrios. Desde luego, es una suerte coincidir con el Año Nuevo Chino en pleno centro de Nueva York, cuando el barrio de Chinatown se convierte en una fiesta, fiesta que se celebra sin cerrar ni uno solo de sus comercios. Es más, son los comercios lo que realizan ofrendas a los dragones para obtener suerte y prosperidad en el nuevo año. Los dragones de ojos y colores brillantes, danzan ante las ofrendas , se arrastran casi por el suelo y se elevan varios metros sobre nuestras cabezas, en un ritual que entremezcla lo lúdico con lo tradicional.


Y las calles se llenan de gentes de todas las razas y colores, unos ansiosos de disfrutar, otros se conforman con ver y llenarse los sentidos de color, música y luz… La amplísima comunidad china, sabe celebrar su día más importante de forma divertida pero ordenada, donde no se riñe la fiesta con el trabajo, ni el disfrute con la observación del rito ancestral… Fue una tarde divertida.


Otro día festivo fue el llamado “The President Day”, un día de fiesta dedicado a honrar y conmemorar a los diferentes presidentes que han ejercido el cargo en Estados Unidos. Desde los primeros, que lograron la independencia, la Constitución y la Declaración de derechos y que son considerados los padres de la patria, hasta el presidente actual.

Todos ellos son rememorados y honrados en este día festivo en que se realizan diferentes actos lúdicos, culturales e institucionales para su memoria. Y todos los sentimos próximos, unos porque salieron a pasear por la calle en forma de cabezudos y otros por que aparece su imagen hasta en los preservativos… Así es la vida.

lunes, 8 de marzo de 2010

Una semana en Nueva York (VI) (o La humildad como antídoto)

Si antes de 2001, el World Trade Center con sus torres gemelas, eran una visita obligada para contemplar la ciudad desde su cúspide, ahora lo sigue siendo. El 11 de septiembre de 2001, Nueva York y todos los Estados Unidos, sufrieron uno de sus días más aciagos.
a
Siempre se ha hablado de la existencia de gigantes con pies de barro, grandes colosos que, sin embargo, sucumben a la tragedia. Las torres gemelas eran uno de los símbolos más paradigmáticos de nuestra civilización, era el caldero donde se cocía el devenir de países, de empresas, de personas de todo el mundo. Probablemente, no con nombres ni apellidos, pero sí como números dentro de porcentajes y sumas y restas... más sumas que restas.
a
Pero el 11 de septiembre de 2001, el país acostumbrado a dar sin recibir, acostumbrado a llevar sus guerras siempre fuera de sus fronteras, a no mancillar sus ciudades, sus calles, sus gentes con el olor de la guerra y la desolación. El país que siempre buscó terceros países en los que ejercitar su armamento, su estrategia bélica, su orgullo patrio, fue sacudido por sus enemigos donde más duele, en el centro de la ciudad de Nueva York, en el corazón del imperio.


Ahora, la Zona Cero, se ha convertido en un inmenso mausoleo donde los neoyorquinos y todo el país llora y honra a sus caídos. No fueron soldados al uso, ni los tan recurridos marines americanos, sino ciudadanos de a pie, policías y bomberos los que quedaron sepultados por el descomunal derrumbe de los dos colosos, y con ellos, se derrumbó la autosuficiencia y la tranquilidad para todo un inmenso país. El proyecto para conmemorar la tragedia ya está en marcha, y como ave fénix, se levantará de sus cenizas, algo más comedido, un nuevo World Trade Center.

sábado, 6 de marzo de 2010

Una semana en Nueva York (V) (o Por amor al arte)

Para cualquier amante del arte, Nueva York es una de las ciudades más alucinantes. Poseer tres de los museos más emblemáticos dota a esta ciudad de todos los merecimientos para ser la capital del arte, o al menos, una de las capitales del arte en todos los aspectos. Sólo con el Metropolitan tendría ya una presencia más que suficiente para ser considerada de manera relevante. Pero si a este museo se le une el Guggenheim y, sobre todo, el Moma, entonces la cosa ya se vuelve estratosférica.


Pero una semana en Nueva York, no da lugar más que a un somero acercamiento a todos estos tesoros de la cultura humana. Una tarde o una sola mañana en cualquiera de estos museos siempre se hace extremadamente corta, y por ello, siempre queda un regusto amargo a la salida. Tal vez una semana en cada uno de ellos nos permitiese calibrar toda la dimensión de sus salas y de sus obras. Pero…así es la vida…


Repasar la historia de la humanidad, las formas de interpretar la realidad, el mundo de las ideas y su representación, la ideología de civilizaciones y pueblos, la dimensión del hombre enfrentado a la representación de las imágenes, es toda una aventura, y vivir esta aventura paseando por las galerías del Metropolitan, un lujo asiático que nadie debería perderse.

Emocionarse ante el cielo estrellado de Van Gogh, pegar los ojos a los cuadros puntillistas de Seurat o Signac, contemplar el tratamiento de la luz de Monet, los desnudos alargados de Modigliani, extasiarse ante las formas y medidas del diadumeno de Polícleto . Chagall, Balthus, Erns, Picasso, Gris, Kahlo, Duchamp…la historia del hombre, desde que supo interpretarse así mismo, delante de nosotros. Tal vez, no sea para tanto, pero a mí me impresiona.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Una semana en Nueva York (IV) (o El símbolo de un imperio)

Desde el 11 de septiembre de 2001, el Empire State Building volvió a ser el edificio más alto de Nueva York, pero esto casi todo el mundo lo sabe, y hasta no hace muchos años fue el edificio más alto del mundo. Subir para ver la ciudad desde los pisos más altos es querer abarcar con la mirada una ciudad inabarcable.


Es una de las visitas obligadas para el visitante, y sus ascensores meteóricos ayudan en esa aventura. Pero, pese a esa velocidad de ascenso, nadie lo consigue en menos de una hora, largas filas de visitantes obligan a una larga espera, pensando que el final tendrá su recompensa.


El Empire State nos permite ver la ciudad a vista de pájaro, y la visión de esa ciudad desde las alturas, nos descubre una urbe que crece más allá de la isla saturada de cemento, de rascacielos minúsculos llenos de luz, donde las personas están, pero carecen de sentido desde esa distancia. El Empire State no está hecho a la medida del hombre, sino a la medida de los dioses paganos del imperio, como símbolo del “new deal” rooseveltiano. En pleno desarrollo de la Gran Depresión, los neoyorquinos trataron de tocar el cielo ascendiendo desde los infiernos.
a
Hoy en día, el que fuera edificio más alto del mundo, es un lugar de culto trasnochado para los visitantes de Nueva York, ávidos de iconos y símbolos del poder, la cultura y la apariencia, meramente formal, del imperio yanqui decadente (algo así como el Coliseo para el imperio romano, o las pirámides para los egipcios). Pero, eso sí, que nadie se pierda su visita.

domingo, 28 de febrero de 2010

Una semana en Nueva York (III) (o Verde como la albahaca)

Central Park no es sólo un parque. Es una isla dentro de la isla. Es una isla de naturaleza fingida, aunque tan natural que parece de verdad.

Caminar por Central Park es pasear por el corazón de una ciudad que se gusta a sí misma, que se quiere a sí misma, y que más allá de sus orígenes portuarios, quiso crear entorno a este espacio el núcleo articulador de una urbe para vivir, con mejor o peor resultado, pero que dota a Nueva York de un diamante en bruto que la singulariza y la define.

Desde que a mediados del siglo XIX F. Law Olmsted y Calvert Vaux incorporaron a su imaginario urbanístico la creación de un gran parque público, Central Park ha ido creciendo, no en extensión, pero si en capacidad recreativa, cultural y deportiva, y los neoyorquinos saben apreciar y explotar este espacio y sus virtudes, y por ende, muestran todo su respeto por su conservación y mantenimiento.

Central Park con sus rincones románticos, con sus instalaciones deportivas, con sus espacios lúdicos y culturales es un paréntesis de sosiego y de introspección que nos reconcilia con la acelerada y bulliciosa ciudad que lo rodea, y que no siempre se muestra todo lo acogedora que de ella se espera para el ciudadano y para el que la visita.

viernes, 26 de febrero de 2010

Una semana en Nueva York (II) (o Libertad es nombre de mujer)

La estatua de la Libertad es imponente desde la distancia, desde Battery Park se recorta recia sobre el horizonte y nos trae la nostálgica visión de los sueños de muchos para los cuales América fue, no el final, sino el inicio de un viaje iniciático hacia la libertad, el bienestar y, en ocasiones, la opulencia. Y para ellos “Miss Liberty” era la primera imagen de ese viaje, una vez concluido el viaje real.
Pero de cerca, sin dejar de impresionar, se ve más pequeña de lo que nos imaginamos desde lejos. Y, pese a ser una creación francesa, parece pensada para estos americanos de Nueva York. Si la estatua hubiese sido pensada para los italianos tendría fuego apasionado y retador en la mirada. Esta tiene un rostro bello y apacible pero serio y distante. Si la estatua hubiese sido pensada para los franceses tendría cierta voluptuosidad en sus formas, lo cortés no quita lo valiente, y la técnica de “paños mojados” nos descubriría la silueta de un cuerpo femenino rotundo pero sensual. “Miss Liberty” lleva una túnica talar que representa la verdadera mentalidad puritana de los estadounidenses. Si la estatua hubiese sido pensada para los españoles, aparecería con todos los atributos pensados para franceses e italianos, pero además tendría una sonrisa en los labios y un tamaño idóneo para colocarla en una plaza pública concurrida, donde el pueblo pudiese verla a diario.


Pero en los Estados Unidos de Norteamérica, lo pequeño está prohibido, todo ha de ser a lo grande porque creen ciegamente que todo lo que se puede hacer con dinero es posible. Por eso la estatua de la Libertad es grande, es seria, un poco inexpresiva, es recatada… Pero también es incansable, y con su antorcha tratando de abarcar el mundo lleva la esperanza y la ilusión por un futuro mejor, justo y solidario para todos los que la miramos emocionados desde la borda a estribor del ferry que nos lleva a ella.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Una semana en Nueva York (I) (o Dónde los sueños tienen precio)

La Quinta avenida es la arteria por donde circulan los sueños de Nueva York, los sueños del mundo. La Quinta avenida tiene un espacio reservado para los sueños de eternidad, de perpetuidad, donde se muestra la riqueza cultural de la ciudad. La “museum mille” con el Metropolitan a la cabeza, es uno de los palmos de terreno con más museos del mundo, si no el que más.

La ciudad Nueva York, y el país de Estados Unidos puede enorgullecerse de sus museos y en especial del Metropolitan, que junto con el Moma (museum of modern art), es la gran joya de la corona. Pero son otros muchos museos los que se adhieren a esta avenida, tratando de oxigenar y oxigenarse con la sangre de riqueza y grandiosidad que cursa por ella.
.
Pero la quinta avenida es también la arteria principal donde se acrisola toda la vanidad del mundo, toda la arrogancia, todo el deseo vano de ser alguien, de sentirse importante. Cartier, Bulgari, Omega, Prada, Tiffany…, la cueva de Alí Babá, con sus mil maravillas se abre en pequeños y grandes escaparates, para que los ungidos por el triunfo puedan satisfacer sus grandes pecados de aparentar, de creerse a sí mismos, de despilfarrar sus tesoros acumulados…quién sabe a costa de quien.
.
Pero el templo del consumismo, donde el dólar es “My Lord” y, tal vez, Versace su profeta, también es el templo de los contrastes, donde desheredados y turistas de todos los colores y procedencias, algunos con los ojos pueblerinos de la admiración y otros con los de la envidia, pasean también otros sueños… pero ya se sabe, soñar no cuesta dinero.

viernes, 5 de febrero de 2010

Las hermanas Mirabal (o el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer)

Al inicio de los años 30 del pasado siglo, se instauró en República Dominicana una de las dictaduras más sangrientas y férreas. Rafael Leónidas Trujillo, no sólo aprovechó su gobierno en beneficio propio, sino que asesinó a miles de haitianos humildes y dominicanos opositores. Trujillo accedió al poder en unas fraudulentas elecciones en 1930, y ya no lo soltó hasta que fue asesinado en 1961.
Entre los muchos crímenes que mandó a realizar se encuentran los de las hermanas Mirabal. Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, eran tres hermanas que por su lucha opositora a Trujillo y su régimen, fueron detenidas junto al chófer que las llevaba a su domicilio desde Puerto Plata, y asesinadas simulando un accidente (forma usual de encubrir estos asesinatos por los esbirros de Trujillo). Víctima de esta matanza fue también Rufino de la Cruz, chofer que las transportaba. Las hermanas Mirabal son también llamadas Mariposas o las mariposas, en referencia al alias que utilizó Minerva durante su lucha opositora.

La historia de esta lucha, de la lucha de esta familia y de estas hermanas, ha supuesto el que sean consideradas en su país, y fuera de él, como heroínas y mártires por la libertad y la democracia, y su vida y sus actuaciones han sido recogidas por la literatura y el cine.


Este crimen múltiple se llevó a efecto el 25 de noviembre de 1960, y ese día fue el elegido durante el I Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe, celebrado en Bogotá, en 1981, para celebrar todos los años, el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, o también llamado Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres.

Este día internacional fue refrendado por Naciones Unidas, en su resolución de 17 de diciembre de 1999. Instituyéndose desde entonces a nivel planetario el 25 de noviembre de cada año.

Este año, por tanto, se cumplirá el 50 aniversario de aquella funesta matanza y del inicio de la leyenda y la memoria para esas tres hermanas luchadoras por la justicia y la libertad de su pueblo.

lunes, 28 de diciembre de 2009

La doble moral ( o La Iglesia sabe nadar y guardar la ropa)


Acabo de ver esta esquela en un periódico digital de reconocida tendencia hacia un lado (digamos que hacia la derecha), y según informa, ha sido publicada hoy en varios periódicos locales y nacionales. Esta esquela me ha parecido una burda artimaña demagógica y dogmática, que manifiesta en sí todo el oprobio que representa la doble moral burguesa que defiende la Iglesia, por un lado se hacen cruces con el aborto y por otro lado condenan a miles de personas a la enfermedad y la muerte prohibiendo el uso del preservativo en África, defienden una intachable conducta dentro de los ordenes morales , pero justifican y ocultan a clérigos de diverso pelaje que cometen actos de pederastia…

A esa burda esquela, se le podrían enfrentar miles de esquelas de igual mensaje dogmático y demagógico. Yo apuesto por esta de mi invención, pero podrían ser muchas más… Aunque tampoco vale mucho la pena darle mayor importancia de la que tiene.

sábado, 26 de diciembre de 2009

El concepto de década (o la culpa fue del año 0)

Parece ser que este año asistimos a otro erróneo cambio de década, igual de erróneo que cuando celebramos el cambio de milenio en el fin de año de 1999. Este fin de año ya aparecen imágenes en las televisiones con reportajes que tratan de sintetizar una década que acaba, pero nada más lejos de la realidad, la primera década del siglo XXI, la primera década del III milenio, terminará cuando termine el año 2010, pues este año (el 2010) está incluido en esa década.


El concepto de década en la historia, parece ser que difiere del concepto del resto de los mortales, y esto es así porque no existió el año 0, se pasó del año 1 antes de Cristo, al año 1 después de Cristo, y esa inexistencia hace que una década vaya del año terminado en 1 al año siguiente terminado en 0, ambos inclusives.

Sólo a modo de ejemplo, diría que la primera década de la Era cristiana, va del año 1 al año 10, ambos inclusive, si terminásemos esta década en el fin de año del año 9, estaríamos restándole un año a la década, igualmente el siglo I de la Era cristiana iría del año 1 al año 100, ambos inclusive, y no podríamos celebrar el cambio de siglo en el fin de año del año 99, porque ocurriría lo mismo que con la década, nos faltaría un año.

Por esta misma razón, celebramos mal en todo el mundo el cambio de milenio, cuando se celebró en el fin de año de 1999, aun nos faltaba un año, pero eso ocurrió también por otras razones más comerciales y otros intereses más globalizadores.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Todos somos emigrantes ( o No pidas a quien pidió ni sirvas a quien sirvió)

He creado un pequeño video con la idea de suscitar algún debate en el aula con los alumnos. Un debate que contemple el derecho de las personas a buscarse un futuro mejor, el derecho de todos a escapar de la miseria, de la persecución, de la muerte. Porque, como dijo Paul Éluard, existen otros mundos pero están en este. Porque sólo hay un planeta Tierra y ha de ser para todos.



España, los españoles, somos un pueblo formado por muchos pueblos. Desde los fenicios y griegos, desde la llegada de los pueblos hallstátticos, cartagineses, romanos, árabes y bereberes… ¿Cuál es la esencia de nuestros ancestros?
Hasta hace poco tiempo, además, hemos sido también un pueblo de emigrantes. ¿Se nos ha olvidado quienes fundaron la ciudad de Montevideo en Uruguay, San Antonio de Texas, y otras tantas y tantas ciudades americanas? ¿Quién no tiene o ha tenido un familiar emigrante?

En España, la emigración tuvo un doble sentido, una doble utilidad. Por una parte trasladó fuera del territorio a una parte importante de la población excedentaria, en época de carestía de trabajo y de recursos, en época de hambre, y por lo tanto permitió que los que se quedaban viviesen mejor. Pero por otro lado, aseguró la mejora del país con las remesas de dinero en divisas que nos llegaban desde Alemania, Francia, Bélgica…y antes desde Cuba, Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela…


Sí, todos somos o hemos sido emigrantes, o al menos hemos vivido y sobrevivido gracias a la emigración, de una manera o de otra.


Y si todos hemos sido emigrantes, por qué ellos no pueden serlo tambíén, por qué no podemos ejercer el deber de asilo, el deber de ser tolerantes, de ser solidarios, no excluyentes, integradores en una nueva sociedad multiétnica y multicultural que nos haga avanzar a todos por igual, mismos deberes mismos derechos...¿Por qué no?